Re-educar para la inclusión de personas con discapacidad.

Después de una “nueva” mala experiencia me permito decir que gran parte de los “conflictos” a los que diariamente se enfrentan las personas con algún tipo de discapacidad y/o sus familias se deben a que un alto porcentaje de la sociedad nunca ha tenido contacto de ningún tipo con este sector de la población.

Considerando el párrafo anterior tomo una cita de la periodista Mireya Maldonado en la Revista “Etcétera/México” (publicación del 20 de diciembre del 2013) quien asegura: que el mismo Estado también discrimina a los niños/as con discapacidad, pues a pesar de la gran diversidad que existe entre éstos en pleno siglo XXI, los menores viven en una sociedad reduccionista –tanto en la parte médica como asistencial-  partiendo del supuesto que hay personas “normales” y “anormales”.

Al respecto, en el resumen ejecutivo de la UNICEF se dice que los niños/as son vulnerables a todo tipo de abusos y exclusiones, incluyendo el hecho de no ser “contabilizados” con exactitud en los censos de población de personas con discapacidad en edad escolar no sólo de México, sino de muchos países del mundo.

Hoy, que la mayoría de los estudiantes infantiles en la escuela aprenden el tema de sus derechos y cómo hacerlos valer en sociedad, provoca que periodistas y familiares de personas con discapacidad tratemos de “despertar” conciencia en los padres de familia de la comunidad mexicana con el fin de sensibilizarnos en el tema de la discapacidad.

Al “no contar” o mejor dicho excluir a una persona con discapacidad –llámesele niño/a, joven o adulto- éstos seguirán siendo desconocidos por los sistemas educativos de salud y sociales… discriminándolos abiertamente.

El objetivo de este artículo no está en encontrar “culpables” y “víctimas”, sino en educar a nuestros hijos/as desde nuestra pequeña o gran comunidad e ir formando paulatinamente sociedades inclusivas… ¿pero ¿qué es la “famosa” inclusión?:

  • Es el proceso que asegura que TODAS las personas tienen las OPORTUNIDADES y LOS RECURSOS NECESARIOS para participar plenamente en la vida económica, social y política, disfrutando de unas condiciones de vida normal.
  • En lo que se refiere a inclusión social se habla de … JUSTICIA.

Tomando en cuenta la definición estricta de discriminar como: “la actitud de considerar inferior a una persona o a una colectividad por motivos sociales, religiosos o políticos, y como resultado, se le niegan ciertos derechos o se le desfavorece”; la discriminación por discapacidad es todavía más denigrante porque hiere y humilla a un ser vulnerable que lo único que desea es ser reconocido como una persona que siente y piensa al igual que cualquier otro miembro de la sociedad de la cual forma parte.

Finalmente, la exclusión debe erradicarse, partiendo de la educación y el conocimiento de leyes que hoy día hacen valer los derechos de las personas con discapacidad en materia de salud y asistencia social, trabajo y empleo, educación, accesibilidad y vivienda, transporte público y comunicaciones, desarrollo social, deporte, recreación, cultura y turismo, así como en su acceso a la justicia.

“El verdadero acto de descubrir no consiste en encontrar nuevas cosas, sino en verlas con nuevos ojos” (Burgos, G.; 1996: p. 3)

Fer2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *