La agenda como herramienta para que nuestros hijos/as aprendan a organizar su tiempo.

Desarrollar el hábito del uso de la agenda en nuestros hijos, es una habilidad que les ayudará a organizarse para toda la vida. La mejor edad para que  nuestros hijos comiencen a utilizarla, es aproximadamente a los 10 años, o  cuando están en 5to de primaria, aunque en muchas escuelas comienzan a utilizarla unos años antes, o incluso después, hasta que entran a secundaria.

¿Por qué es importante que mi hijo/a adquiera el hábito de usar una agenda?

La agenda es una poderosa  herramienta que le ayudará a nuestros hijos a crear hábitos como el de la organización y la responsabilidad, que son básicos para el desarrollo de una vida adulta productiva; y aunque no es la única manera de ayudar a tus hijos a organizarse,  te damos algunas razones por las que es una de las más eficientes:

  • Se puede llevar a todos los lugares y utilizar en todos los momentos, de manera que tus hijos pueden fácilmente llevarla a casa y a la escuela diariamente, y tenerla disponible en todo momento para escribir en ella.
  • Todo se encuentra en el mismo sitio, ya que ahí pueden apuntar tareas, exámenes, calendarios, horarios, etc.
  • Libera espacio en la cabeza, ya que al apuntar los pendientes, tus hijos no tendrán que esforzarse en recordarlos todos, y podrán poner más atención al contenido de las clases.

¿Cómo puedo apoyar a mi hijo para que aprenda a usar correctamente la agenda?

Como todas las herramientas, para poder sacarle el máximo provecho hay que saber utilizarla de manera correcta. Aquí te damos algunos consejos para que puedas apoyar a tu hijo/a a que aprenda a usarla.

  • Pídele a tu hijo/a que tenga su horario visible en las primeras páginas de la agenda, de manera que pueda consultarlo fácilmente.
  • Si la escuela lo permite, deja que tu hijo/a elija la agenda que va a utilizar, y que la personalice a su gusto.
  • Para el uso escolar, es mejor elegir aquellas agendas que tienen un buen espacio por día para escribir. Las mejores son aquellas de forma francesa ( o media carta) y que tienen por lo menos media página por día para escribir.
  • Es importante que al escribir la tara, le pidas a tu hijo que la escriba de la manera más completa. Por ejemplo: tarea de matemáticas, realizar la página 17 y 18 del libro de ejercicios. Si la tarea es muy larga puede escribirla en su cuaderno, y en su agenda escribir: tarea de historia, detalles en el cuadernos. Si tu hijo/a escribe la tarea muy resumida o con claves, corre el riesgo de olvidarlas por la tarde y no saber lo que tiene que hacer.
  • Las tareas y proyectos deben escribirse en la fecha en la que va a entregarse, no en la fecha en la que se la dejaron. Esto es muy importante, ya que si no se hace de esta manera, los trabajos a entregarse en un tiempo mayor a una semana, se van a quedar en páginas anteriores y seguramente olvidará que debe entregarlos.
  • Ademas de las taras, en la agenda se deben escribir: exámenes, proyectos, eventos del colegio, material a llevar, uniforme especial ( bata o uniforme formal) y todo lo que se considere importante.

¿Qué puedo hacer en casa para que mi hijo/a aprenda a organizarse con la agenda?

Una vez que tu hijo/a haya aprendido a utilizar correctamente la agenda, es importante guiarlo para que aprenda a organizar su tiempo de estudio en casa. Aquí te mencionamos algunos puntos:

  • Todos los días, antes de comenzar el tiempo dedicado para el estudio en casa, pídele a tu hijo/a que saque su agenda, y con base en lo que tiene apuntado, planeen juntos su sesión de trabajo. (Puedes apoyarte en este video para organizar su sesión de estudio)
  • Conforme vayan terminando los deberes, vayan tachando o marcando en la agenda.
  • Una vez terminado las tareas, revisen una vez más la agenda, y con base en su horario arreglen su mochila para el día siguiente, de manera que no olvide llevar nada.
  • Es importante que hagas responsable a tu hijo/a de apuntar correctamente sus deberes en su agenda, y evites facilitarle la vida preguntando las tareas con las demás mamás. Eso a largo plazo (o no tan largo) solo logrará que tu hijo/a se atenga a que tu le resuelvas todo, y menos se preocupará por hacerse responsable de sus propios deberes.

Recuerda que estos consejos son para ayudar a tu hijo/a a que vaya creando el hábito de utilizar la agenda y a organizar su trabajo escolar, pero conforme vaya creciendo será necesario que poco a poco lo vayas soltando y permitas que el o ella se organicen solos. La idea es que al terminar la secundaria, tus hijos sean independientes en este aspecto, para que al entrar en la preparatoria, puedan hacerlo por sí solos.

LiliPreciado2

Agenda

One thought on “La agenda como herramienta para que nuestros hijos/as aprendan a organizar su tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *